En el pleno municipal celebrado en el día de ayer, Ciudadanos a través de nuestro concejal Antonio Iraizoz, a solicitado iniciar con carácter de urgencia la revisión y ampliación del Catálogo de Bienes y Espacios Naturales protegidos, de 19 de septiembre de 1997, desvinculándolo del largo proceso de aprobación del PGOU, tal y como se está haciendo en el municipio de Las Rozas.
Con la revisión del Catálogo de Bienes:

-Se podrá proteger el numeroso Patrimonio Histórico que quedó sin proteger en el ya obsoleto catálogo.
– Se evitará la asfixia del Bien protegido y pérdidas patrimoniales al incluir la parcela, elementos característicos y edificaciones auxiliares.
– Se podrá proteger el importante Patrimonio contemporáneo.
– Se frenará la creciente pérdida de identidad y el carácter propio de la Escena Urbana de Torrelodones, y en particular de La Colonia, – través de la ampliación de las AIA (Áreas de interés ambiental)
– Se podrán proteger las 18 unidades de paisaje de Torrelodones con alto valor ecológico y paisajístico descritas en las págs. 139 a 239 de la guía “Torrelodones, naturaleza y paisaje”, editada por este Ayuntamiento en junio de 2018, añadiéndolas a las breves 12 fichas de elementos actuales.

Para lograrlo será necesario escuchar previamente las demandas de la sociedad involucrada, conciliando los intereses de las partes y llegando a acuerdos e incentivos con los propietarios para la conservación de sus Bienes, hasta ahora con más cargas que beneficios.

Nuestro Grupo Municipal Ciudadanos tiene entre sus objetivos la defensa, protección y conservación del Patrimonio Cultural de Torrelodones, objetivo indispensable para mantener viva la memoria colectiva, la cultura e identidad de nuestro pueblo, lo que le hace diferente de los demás.
Queremos lograr un equilibrio, hoy inexistente, entre la protección del Patrimonio Cultural y el Patrimonio Natural porque ambos bienes son indisociables y debemos defenderlos con el mismo interés. Será una de las prioridades de nuestro Grupo, abordándola de una manera integral, y coordinada, siendo corresponsables tanto la sociedad civil (para su defensa), la administración (para su protección) y la propiedad (para su conservación).
Queremos evitar que Torrelodones pierda el tren de la defensa del Patrimonio Cultural entre los municipios de su entorno que, como Las Rozas y Galapagar, hace ya tiempo que se pusieron manos a la obra.
Vemos con mucha preocupación síntomas inequívocos de abandono y desinterés por esta materia, donde el recurrente lema de “Transformando Torrelodones” lleva camino de convertirse en “Arrasando Torrelodones”.
Veamos cinco ejemplos:
1. El derrumbe de la cerca de piedra de la catalogada casa Panarras sobre el camino del Pardillo. Reclamada su reparación desde hace años a la propiedad no se ha conseguido nada siendo ya una cuestión de disciplina urbanística, además de necesaria para la seguridad de los numerosos caminantes que pasean por allí.
2. La decisión de reintegrar, por motivos de seguridad, una almena en la Torre de los Lodones sin seguir el procedimiento obligatorio y técnica para intervenir en un BIC.
3. La obligatoria demolición de interesantes construcciones auxiliares, anexas a edificios catalogados, por quedar fuera de ordenación cuando se quiere segregar la finca a la que pertenecen como en las calles Juan Muñoz Escultor y Herrador.
4. La demolición el pasado mes de mayo del Hostal Las Torres, antes Colegio Varela, magnífica villa historicista sin catalogar, representante de una de las Colonias impulsoras del desarrollo urbano de Torrelodones en 1930. Edificio que no tenía ninguna responsabilidad sobre la última y oscura etapa de su rica historia ni de una mal trazada línea que le condenaba a un fuera de ordenación perfectamente modificable.
5. Finalmente vemos con asombro en la última revista municipal cómo las fachadas del histórico edificio de la Escuela Municipal de idiomas sirven de soporte para un ejemplo más de arte urbano. Todos somos admiradores de este arte cuando está bien integrado o sirve para transformar o recualificar elementos urbanos o arquitectónicos que se presten a ello pero nunca sobre unos de los edificios más representativos de la historia de la Colonia Vergara. Diseñado como Teatro y Salón de Recreos en 1916 por Luciano Delage Villegas, autor en 1906 del teatro Infanta Isabel de Madrid, fue convertido en escuelas modelo al morir D. Andrés Vergara en 1918 por iniciativa de su viuda. El texto que la revista municipal dedica a este centenario edificio termina diciendo: “… una sopa de letras y otros elementos embellecen lo que hasta hace poco era un edificio anodino”. Habría sido más responsable rehabilitar y recuperar las trazas modernistas de este nada anodino edificio cuyos planos originales custodia nuestro Archivo Municipal.

Audio: http://ondatorre.es/politica-municipal/desde-la-oposicion/ciudadanos/1996-proteger-identidad-y-cultura-de-torrelodones